"......confidencialidad, discreción, eficacia......"

Detectives Gavinfor

Agencia de Detectives Privados en Jaén, con más de 30 años de experiencia en investigación privada. Teléfonos 953224971 y 629585123. Consultas gratuitas.

 
  Llámennos para plantearnos su caso. Les atenderemos en el momento y valoraremos las posibilidades que existen de resolverlo.
  Si lo desean, pueden concertar una entrevista con nosotros donde exponernos más ampliamente el asunto que les interesa y les informaremos sobre las formas más adecuadas de abordarlo, así como el presupuesto económico que conllevan.
  La primera consulta es gratuita.

Servicios que realizamos

Investigaciones de aspecto moral y familiar
(infidelidades, comportamientos dudosos, custodia de hijos, localización de ingresos para pensiones, detección de consumo de drogas,  órdenes de alejamiento, ludopatías, herencias, amenazas, calumnias etc.)

Investigaciones de aspecto laboral
(referencias e historial de candidatos, absentismo laboral, bajas fingidas, deslealtades, conductas dudosas, controles internos etc.)

Búsquedas y localizaciones
(búsquedas de bienes, de datos, localización de personas, de testigos  etc.)

Investigaciones de aspecto financiero y económico
(informes comerciales, informes prejudiciales, localización de bienes, cargos de hecho, alzamiento de bienes, competencia desleal, contraespionaje industrial etc.)

Investigaciones sobre la Ley de Arrendamientos Urbanos
(duplicidad de domicilios, subarriendos, dedicación a otros fines etc.)

Investigaciones de aspecto técnico pericial
(peritajes grafológicos, pruebas de ADN, análisis de drogas, polígrafo, informática forense, barridos electrónicos etc.)

Administradores ocultos

   La presencia de administradores ocultos en las empresas (aquellos cuyo nombramiento o baja no se ha hecho oficial en el registro mercantil) se ha convertido en una fórmula para evitar asumir sus responsabilidades penales o civiles ante denuncias de delitos societarios.
     Estas personas actúan como administradores en la sociedad pero sin título oficial y ello dificulta la labor de los investigadores para intentar imputarles delitos societarios. Esta figura ha proliferado en las empresas familiares y no tanto en las cotizadas.
     Una de las fórmulas usadas para eludir la responsabilidad de un administrador es que éste actúe como apoderado. No obstante, una sentencia del Tribunal Supremo de marzo de 2007 cerraba el paso a este resquicio legal y equiparaba la labor del apoderado con la del administrador.