"......confidencialidad, discreción, eficacia......"

Talleres mecánicos ilegales

La patronal contrata a una agencia de detectives

Fedeme apunta que, más que los talleres, lo que ha crecido ahora es la acción de la Justicia

diariodesevilla.es

F. P. A. | Actualizado 10.08.2014 - 10:52


La patronal del sector de los talleres mecánicos ha encargado un estudio a una agencia de detectives, para conocer con detalle el número de talleres clandestinos que existe en la provincia de Sevilla. Así lo expuso a este periódico el secretario general de la Federación de Empresarios del Metal (Fedeme), Carlos Jacinto Marín, que lamentó que haya municipios en los que familiares del alcalde tengan talleres ilegales con total impunidad o en los que la flota municipal de vehículos pase las inspecciones en algún negocio clandestino.

Este representante del sector sostiene que en los últimos años no ha crecido tanto el número de talleres ilegales como al principio de la crisis, pero lo que sí se ha incrementado son las inspecciones policiales y la acción de la Justicia. "Después de mucho insistir, de reunirnos con los ayuntamientos, de denunciar una y otra vez, de aportar pruebas e informes muy concretos, ahora sí que notamos que la Administración nos hace mucho más caso. Pero el número de talleres no podía crecer mucho más en el último año porque ya estaba desbordado", detalló Marín.

Cuando tiene constancia de la existencia de un taller ilegal, Fedeme interpone varias denuncias: a la Policía o la Guardia Civil, a la Consejería de Medio Ambiente, al Ministerio de Industria, a Consumo, a la Agencia Tributaria y a la Inspección de Trabajo. "La Justicia es lenta pero termina imponiendo su acción y eso se ha empezado a notar entre quienes montan este tipo de talleres, que se exponen a fuertes multas económicas o incluso al cierre del local. Para Fedeme, hay municipios de la provincia de Sevilla en los que el porcentaje de talleres ilegales ronda el 40%, lo que ha supuesto que el volumen de negocio de los establecimientos legales haya descendido a unos mínimos históricos.

"Aquel que se quedara en el paro durante la crisis montó su taller y no siempre con todos los requisitos legales. Y luego hay gente que se saca un sobresueldo con un taller clandestino por la tarde, mientras por la mañana trabaja en algún concesionario. Esto está pasando desde hace tiempo y el daño que ha hecho en el sector es muy fuerte. De ahí que hayamos encargado este trabajo a una agencia de detectives privados para conocer la situación actual y denunciar con pruebas todos los casos de talleres que no cumplen la normativa que existan en Sevilla".

El secretario general de Fedeme destacó que en la capital el problema está muy controlado, después de que la patronal haya mantenido numerosas reuniones con el Ayuntamiento y haya insistido en la necesidad de redoblar la vigilancia sobre estos negocios".